Jueves, 01 Octubre 2020  
1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid - España)
Culto Dominical 22 de Marzo de 2020
Escrito por Administrator   
Domingo, 22 de Marzo de 2020 12:32

EN ESTE TIEMPO DE CONFINAMIENTO

ESTE ES EL ENLACE PARA EL CANAL DE YOUTUBE DE LA IGLESIA

--> https://www.youtube.com/channel/UCWJK6NZpKXKf0_gRFiwTxgA <--

En este Canal se pueden ver los Vídeos de los Cultos on-line, Estudios, Escuelas Dominicales y Otros.

 


Última actualización el Miércoles, 19 de Agosto de 2020 19:30
 
Testimonio Daniel González
Escrito por Administrator   
Viernes, 21 de Agosto de 2020 11:28

= VIDAS TRANSFORMADAS =

TESTIMONIO: DANIEL GONZÁLEZ FERNÁNDEZ

EL MISIONERO QUE LLEVÓ EL EVANGELIO A MILES DE HOGARES

por JORDI TORRENTS

Daniel tenía muy claro que la educación es un derecho, y que acceder al Evangelio, también.

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Mayo - Agosto 2018. Nº 284. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

Un anciano orando,Autor foto Eric Enstrom manos juntas y apretadas, ojos cerrados, ante una Biblia, un pedazo de pan y un cuenco de sopa. Eric Enstrom, en 1918, captó una de las imágenes más bonitas de la historia, una fotografía que parece un cuadro, suelen decir muchos.Una fotografía titulada Gracia y que, con pocos elementos, capta la luz necesaria, el tono perfecto y la pausa precisa para definir una vida como la de Daniel González Fernández, que falleció en el año 2018 a los 79 años. Esa fotografía era la imagen favorita de Daniel (permítanme que le cite por su nombre de pila), la que presidía su comedor y, lo más importante, la que presidía su vida, su estilo de vida.

Daniel se formó como Perito Mercantil, esa es la parte curricular más “oficial”, pero su verdadero oficio y vocación fueron servir a la extensión de la Palabra de Dios desde varios frentes. Dirigió equipos evangelísticos, fue anciano de varias iglesias (Guinardó y La Bisbal, en Barcelona, y Sant Feliu de Guixols), así como director de las entidades Misión Alturas y Cursos Bíblicos por Correspondencia. En los años 60, en pleno túnel de la oscuridad franquista, formó parte de los equipos de Operación Movilización (OM) y de su tarea evangelística por toda España. En 1966 funda la iglesia de Marquesa de Caldes, en la Barcelona que lo recibió desde su Salamanca natal, y en 1975 inició un intenso trabajo de plantación de iglesias en la provincia de Girona,Daniel y Carmen donde el equipo de Misión Alturas abrió puntos en Girona, Salt, Figueres, Roses, Blanes y Sant Feliu. ¿Y qué decir de Cursos Bíblicos? ¿Quién no se ha topado nunca con alguno de sus incontables folletos que respondían a títulos tan sugerentes como ‘Ben-Hur’, ‘A mí, ni fu ni fa’ o ‘El pan de vida’? ¿Quién no ha visto uno de los miles de anuncios que poblaron las páginas de las más variopintas revistas y periódicos? Daniel tenía muy claro que la educación es un derecho, y que acceder al Evangelio, también, aunque en la España franquista no abundaba ese tipo de libertad. Daniel y su equipo se las ingeniaron para difundir, para avivar, para acercarse a cientos de miles de hogares a pesar de las dificultades. Un ministerio clave fue Cursos Bíblicos por Correspondencia – rebautizado décadas después como Cursos Bíblicos ya en la era de Internet -, que ha contado con 40 colaboradores directos a lo largo de toda su historia y con unas cifras de escándalo, ya que atendió a casi 92.000 personas de 35 países en sus ¡55 años! De historia. Una historia escrita con páginas de amor, de conversiones, de conocer a gente, de extender el Evangelio y plagada de unas dificultades que, en fondo, para Daniel eran todavía un aliciente más: oposición de curas católicos, visitas a las comisarías, confiscación de literatura cristiana, expulsiones y alguna que otra noche en el cuartelillo gentileza de la Guardia Civil de la época. Los inicios de Cursos se fraguaron con un proyecto muy ambicioso: el envío de un millón de folletos por correo de forma clandestina, una operación que precisó del uso de varios buzones de toda España para no levantar sospechas. Ese envío subversivo constaba de un Evangelio de Juan y de la oferta de un curso bíblico. Y la respuesta fue espectacular: 30.000 solicitudes, que llegaron a través de Portugal, y que Daniel y los suyos tuvieron que compartir con el ministerio holandés La Luz de la Vida, al no dar abasto.

Su primera oficina estuvo en Terrasa – la misma ciudad donde, paradojas de la vida, Daniel ha vivido los últimos años de su vida, junto a su esposa Carmen Martí, otro elemento clave en su vida y en la historia de Cursos - , para trasladarse después a Madrid (sede que atendió Carmen durante cinco años) y regresar a Barcelona.

Puedes seguir leyendo este Testimonio o bajártelo en formato PDF en este enlace.

Última actualización el Domingo, 06 de Septiembre de 2020 18:55
 
Décimo Mandamiento
Escrito por Administrator   
Miércoles, 19 de Agosto de 2020 19:19

LOS DIEZ MANDAMIENTOS (XII)

DÉCIMO MANDAMIENTO: NO CODICIARÁS

ESTUDIO Nº 85

por JOSÉ MORENO BERROCAL

(Publicado en la revista EDIFICACIÓN CRISTIANA, Mayo - Agosto 2013. Nº 259. Permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, siempre que se cite su procedencia y autor.)

“NO CODICIARÁS LA CASA DE TU PRÓJIMO, NO CODICIARÁS LA MUJER DE TU PRÓJIMO, NI SU SIERVO, NI SU CRIADA, NI SU BUEY, NI SU ASNO, NI COSA ALGUNA DE TU PRÓJIMO”

LECTURAS: Ex.20:17.

Introducción
Recientemente la Alianza Evangélica Española emitía un valioso comunicado sobre la crisis económica actual. Titulado “los acuerdos del Consejo Europeo. Una evaluación ética”, en el mismo se reflexiona, usando sus propias palabras, “sobre la generación de la crisis” y “las propuestas de solución que se han indicado”. Entre lo que este documento llama “los elementos éticos en el origen de la crisis” se coloca a “la codicia” como un factor fundamental a tener en cuenta a la hora de entender la presente crisis. Concretamente, el comunicado señala que la codicia está detrás de “los movimientos especulativos en los mercados financieros” que tanto daño han causado en los comienzos de esta gran crisis. Al mismo tiempo, se señala nuestra propia responsabilidad como nación: “los españoles han venido consumiendo más allá de sus posibilidades, como se comprueba en su afán por hacerse con la propiedad de su vivienda endeudándose con frecuencia más allá de lo razonable, mientras los bancos alentaban esta falta de prudencia, participando consciente y activamente en la sobrevaloración de los inmuebles, e incitando a un endeudamiento muy por encima de los más elementales criterios de prudencia”. Es muy digna de encomio la valentía “profética” con la que se denuncia nuestra propia responsabilidad en el nacimiento de la crisis. El comunicado puede ser calificado de “profético”, en el sentido de que busca realizar lo que ya hicieron los profetas del Antiguo Testamento. Es decir, mostrar la pertinencia de la Ley de Dios para cada época y generación. Y es que este mandamiento dice así: “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo”, Éxodo 20:17. Su relevancia hoy, no puede ser mayor.

La codicia en la Biblia

La codicia es un ardiente deseo, un ansia o apetito de poseer lo que no tenemos y, específicamente, lo que es de otro o tiene otro. Es desear apropiarnos de aquello que no es justo que nosotros poseamos. Resulta fascinante observar como la palabra “codicia” se emplea ya en las primeras páginas de la Biblia, concretamente en Génesis 3:6. Allí aparece formando parte del proceso que llevó a Eva a tomar del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal. De hecho, describe la actitud y el estado de mente de Eva antes de tomar del fruto del árbol que estaba en medio del huerto: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría, y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella”. Eva vio el fruto y deseó aquello que la serpiente le señaló como bueno. La codicia es, pues, una actitud del corazón, de lo más profundo del ser de la persona. Es una intención errónea por causa del mandamiento divino (en el caso de nuestro primeros padres, las palabras de Dios que Dios les dijo en Génesis 2:16-17: “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás). Por ello, se puede afirmar, de entrada, que el Décimo Mandamiento es un mandamiento eminentemente “espiritual”. Es decir, prohíbe el albergar un propósito malvado en lo más profundo del corazón del ser humano. No es que los otros no sean mandamientos espirituales. Obviamente también lo son, pero los otros comienzan con anunciar la ilicitud del acto externo. El Décimo comienza con la ilegitimidad del designio interno en el hombre. Pero al ser el último, este mandamiento es la llave para entender el sentido del resto de los mandamientos.

Puedes seguir leyendo este Estudio o bajártelo en formato PDF en este enlace.

 

Última actualización el Miércoles, 19 de Agosto de 2020 19:28
 
Más artículos...
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Pág. 1 de 2

Encuestas

¿Lees o has leído la Biblia?
 

¿Quien esta en linea?

Tenemos 13 invitados conectado(s)
© 2020 1ª Iglesia Cristiana Evangélica de Colmenar Viejo (Madrid - España)
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.